Home / Entretenimiento / Mira que ha sido de la vida de Daniel San luego de 32 años de Karate Kid

Mira que ha sido de la vida de Daniel San luego de 32 años de Karate Kid

Uno como fan siempre se pregunta qué sucede con las estrellas juveniles de nuestra época. Si esta creció ene l mundo de la fama, ellos siempre tratan de dejar como incognito el futuro, pues quizás hasta ellos tampoco los saben, pero como un buen fan, uno siempre trata de conocer el más mínimo detalle de lo que planean hacer nuestras estrellas favoritas. SI ha tenido un buen papel, entonces te conviertes en un artista popular y sigues teniendo contratos y apareciendo en películas o en televisión, o por otro lado, si no lo eres entonces simplemente desapareces.

ANUNCIO

kk1

Uno de estos actores es Daniel San, que hoy en día tiene 53 años de edad, y que en su momento fue un actor muy popular pues fue el niño de Karate Kid. Desde esa película, la cual tuvo muchísimos éxito, por lo buena que es, pero también porque siempre ha hablado acerca de darles a los pequeños valor para enfrentarse a aquellos que los humillan o maltratan. Sinceramente es una película con mucho valor para la audiencia. El éxito fue enorme, pero la fama no es para todos y no es lo que Daniel San quería.  A la edad de 22 años decidió apartarse un poco del mundo de Hollywood para intentar rehacer su vida. En esta edad conoció a una chica de 15 años que resultó ser el amor de su vida y que desde entonces se han mantenido juntos, pues se casaron y tuvieron varios hijos.

Pero para Daniel San, la idea de alejarse completamente de Hollywood tampoco fue la mejor, pues sin duda extrañaba el arte de actuar. De vez en cuando ha tenido papeles secundarios en películas o series de televisión de canales importantes. No con tanto éxito como karate Kid, pero aun así con suficiente reconocimiento en su arte como para permanecer durante un buen tiempo en estas series.

kk2

Daniel llegó a comentar que ha aprendido muchísimo de la película, sobre todo al momento de hacerla, pues pudo aprender a valorar el trabajo que él hacía, y que gracias al éxito que tuvo nunca tuvo que pedirle prestado a su mamá, y que de hecho, hasta pudo ayudarla a ella.

A muchos jóvenes les toca aprender de esa manera, tener que madurar rápido pues el mundo en el que estás te lo exige. Si no aprendes, el mundo te dejará atrás. Físicamente Daniel San no ha cambiado mucho, pero, 30 años más tarde su cara es la de un adulto.

ANUNCIO

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close