Home / viral / Luego de 3 años de estar en la guerra este soldado se reencuentra con su perro

Luego de 3 años de estar en la guerra este soldado se reencuentra con su perro

Si alguna vez haz estado en una guerra, sabrás claramente que no es nada fácil para un soldado estar entre la vida y la muerte cada segundo de su vida, y que el estar lejos de su hogar y de sus seres queridos es el más profundo sentimiento de tristeza que puede invadir en cualquier momento del día.

ANUNCIO

Algo así estaba viviendo Vance, quién se encontraba en una hostil y fría guerra, sentía que nada podía hacerlo pisar suelo como es debido, extrañaba mucho el calor de su hogar.

Hasta que al fin encontró una razón para vivir y desde que hubo la primera conexión su vida nunca volvió a ser igual.

Vance McFarland, militar activo estadounidense fue enviado en el año 2002 a la guerra junto a Ikar, un perro que había sido entrenado para detectar explosivos.

1

2

Cada quien en su estilo pero trabajando para un mismo fin, buscar explosivos en el medio de la carretera, mientras más tiempo pasaban juntos más amigos estos se volvían.

El militar no solo le daba de comer a su compañero también estaba muy pendiente de él. Vance, reconoció que lo único bueno de toda esta travesía fue tener a Ikar de compañero, pues no había un compañero más fiel que este, llevarlo consigo era como tener un pedacito de hogar.

Fue tanta la conexión entre estos dos seres que los demás soldados llegaron a sentir celos de esta relación humana-perruna.

Luego, al regresar de Afganistan, sus vidas tomaron rumbos distintos, Ikar fue enviado a trabajar con una organización privada, al menos eso fue lo que dieron a conocer pero esto fue mentira, todo fue una estrategia para lanzar a este pobre perro al abandono.3

17 meses de absoluto abandono, hasta que llegó la Operación Rescate K9, una organización que da hogar a los perros callejeros y tuvieron la fortuna de conseguir a Ikar, ya todos sabían quien seguramente querría darle un hogar lleno de amor al canino.

Un buen día cuando Vance despertó, vio los diversos mensajes de facebook que le habían dejado los miembros de esta organización  hablándole sobre la situación de Ikar, Vance no dudó ni un segundo en aceptar la propuesta de adoptarlo aunque ya tenía dos perros.

Pasaron 3 interminables años para el reencuentro de estos dos grandes amigos, hasta que llegó el día más esperado y Vance,  nervioso y emocionado esperaba a Ikar en el aeropuerto.

Al verse Vance grito de emoción y Ikar se abalanzó entre sus brazos.

ANUNCIO

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close