Home / Salud / Esta señora tenía un gigantesco tapón de cera en el oído por 15 años que no la dejaba escuchar

Esta señora tenía un gigantesco tapón de cera en el oído por 15 años que no la dejaba escuchar

Sabemos que no todos disfrutan de las visitas al médico con regularidad. Bien sea porque el centro de atención médica más cercano está a una distancia muy larga o porque piensas que lo que te salió en la piel o el dolor que sientes en el abdomen se te quitará en unos días, no acudes al médico para buscar su ayuda experta en estos temas y verificar que verdaderamente no se trate de algo malo.

ANUNCIO

Una de las zonas del cuerpo a la que no le prestamos la debida atención es el oído. Es una zona muy pequeña de nuestro cuerpo que por lo general no se enferma y que raras veces notamos que tiene algo extraño. Como seguramente ya lo sabes, el oído tiene su propio mecanismo de defensa ante los microorganismos extraños al cuerpo que quieran entrar, desde bacterias microscópicas hasta insectos de gran tamaño. Se trata de la cera de oído, un material pegajoso muy aceitoso que protege al oído de la humedad y de otras amenazas.

Sin embargo, muchas personas consideran esta cera que se produce de forma natural en nuestro oído algo repugnante y hacen maniobras para retirarla de ahí, un grave error porque esto los hace más propensos a sufrir de alguna infección en el conducto auditivo. Lo recomendable al utilizar los hisopos es no introducirlos completamente en el oído sino limpiar solo la parte externa y el pabellón auricular de la cera y el sucio acumulado. De lo contrario, el hisopo solo empujará la cera hasta el fondo creando un tapón de cera muy difícil de quitar y que nos puede producir molestias como dolor y disminución de la audición, síntomas por los que los pacientes acuden a la consulta pensando que se trata de una grave enfermedad.

1.jpg

Hoy te presentamos el caso de una mujer que durante 15 años sentía que tenía algo dentro del oído pero nunca le prestó atención. Para ella siempre era molesto utilizar cualquier aparato que tuviera que entrar en el oído como por ejemplo un audífono y con el tiempo se dio cuenta que escuchaba cada vez menos. Sin embargo, no acudió al médico sino 15 años después.

 ¿Tienes buen estómago? No te pierdas el momento en el que el doctor extrae el tapón de cera. 

El médico a examinarla confirmó sus sospechas: En el oído de la señora había un gigantesco tapón de cera que ocluía todo el conducto y no la dejaba escuchar, esto producto de 15 años sin limpiar sus oídos.

ANUNCIO

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close